En la odontología moderna están sobresaliendo los tratamientos ágiles, duraderos, con los que se obtengan resultados en pocas sesiones y que no sean muy invasivos e incómodos. Debido a esto es que las carillas dentales se han convertido en una alternativa innovadora preferida por muchos odontólogos y pacientes debido a sus buenos resultados al momento de afrontar algunos problemas bucales específicos. Debido a su novedad existen muchas personas que aún no saben a ciencia cierta cuáles son las funciones de las carillas dentales en realidad y cuáles son falsas.

Con el fin de brindar información confiable que pueda ayudar a su salud oral hemos decidido hacer un listado de mitos y verdades sobre el uso de estas capas dentales. Antes que nada, es importante definir en qué consiste este tratamiento novedoso que quizás muchos no conocen. Las carillas dentales son piezas delgadas fabricadas en porcelana que tienen como misión adherirse a la superficie de un diente con el fin de nivelar las medidas y estilizar la sonrisa. Estas capas finas son ubicadas en la parte visible de la dentadura, por lo que al momento en que alguien los vea no notará nada extraño en nuestros dientes.    

  1. Es un procedimiento netamente estético (Mito)

Aunque las carillas dentales tienen un alto componente de injerencia en la estética dental, también ayudan a resolver problemas funcionales y de salud oral. Por ejemplo, un diente quebrado, despicado o con un desnivel con respecto a otros puede parecer un asunto meramente estético, pero hay que aclarar que el mismo caso puede traer malos olores, dificultades para masticar, dolores, entre otros inconvenientes. En este sentido, el cubrir el diente afectado con carillas dentales traerá beneficios estéticos, puesto que la sonrisa se verá más armoniosa, pero también solucionará problemas funcionales y de salud.

  1. Blanquean los dientes (Verdad)

Debemos tener cuidado al hablar del papel de las carillas dentales en cuanto a su capacidad para blanquear los dientes. Si bien este tratamiento puede darle al paciente un aspecto más blanco a su dentadura, este no se verá reflejado en el cambio de color del diente natural, sino en el tono con el que sean fabricadas las carillas dentales que se ponen encima de estos. En definitiva, esta es una verdad parcial, puesto que si tu objetivo es únicamente blanquear tus dientes existen otros tratamientos especiales que cambian el color de la dentadura desde la raíz.   

  1. Reemplaza la ortodoncia (Mito)

No podemos caer en el error de pensar que el surgimiento de un tratamiento por consiguiente reemplazará a los otros. Las carillas dentales son, al igual que la ortodoncia, intervenciones con fines estéticos, pero cada paciente tiene condiciones muy diferentes que deben resolverse según sea el caso. En este punto lo más importante es que definas, bajo la asesoría de tu odontólogo, los objetivos que quieres lograr en tu dentadura y con base en ello se podrá definir qué camino tomar para conseguirlos.

  1. Puedo cambiar mis carillas a futuro (Verdad)

Aunque este tipo de tratamiento tiene una duración prolongada en su uso, hay oportunidad de renovar o quitar las carillas dentales después de un tiempo. Todo depende del material y el tipo de necesidad del paciente, es decir, si hay un caso en el que uno o varios dientes están quebrados, lo más seguro es que las carillas dentales sean puestas para durar por muchos años sin ningún problema, pero si hay casos en los que se quiere rectificar torceduras o daños leves, cabe la posibilidad de que en un futuro el paciente quiera intentar otro tipo de tratamiento.

Las carillas dentales fabricadas con resinas tienen una duración aproximada de 5 años, mientras que las de porcelana pueden durar entre 10 y 15 años, según sea su cuidado.

  1. Debo cuidar mis carillas de la misma manera que mis dientes naturales (Verdad)

A pesar de que las carillas dentales sean capas sintéticas que recubren el diente con una alta resistencia, no podemos perder de vista el cuidado y la prevención, puesto que el éxito del tratamiento y la duración de las capas dependerá del trato que les demos. En este sentido, el consumir bebidas oscuras o el fumar cigarrillo también afectará la capa externa de las carillas que tiende a ser más resistente que el esmalte natural del diente, pero que en definitiva sufrirá a futuro si no se toman las medidas de cuidado y limpieza necesarias.

Si quieres conocer más información sobre las carillas dentales puedes solicitar una asesoría personalizada del centro odontológico Carlos Granados accediendo a este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *